El vuelo de los deseos, de Mirna Celis

El vuelo de los deseos, de Mirna Celis

La casa del viento es un lugar de puro silencio.
La morada perfecta para su destino de aire circular.
Llegar a su refugio es retornar a la calma azul de su respiración.
Cuando está en sus aventuras de brisa o huracán, en su interior lo mueve solo un sueño:
tocar esas puertas de estrellas para hamacarse en las sábanas de nubes que abrigan su alcoba,
leer una novela de hojas de roble y sentir el amor eterno del árbol;
escuchar la música de todos los paisajes que trajo en su mochila y … recordar.
La luna sabe sus secretos, su cansancio y alegrías,
lo acuna con su reflejo en las noche;
es ella quien ve en su corazón transparente el deseo de ser pájaro mortal,
comprende su vagar de siglos.
Pero, él, es Viento y sabe que su sembrar es una labor infinita,
así, retoma las alas y se lanza al cielo dibujando una sonrisa…
Sus entrañas laten la grandeza de una misión inmortal.

©Mirna Celis.

3 comentarios para “El Viento”

  • Graciela says:

    Magnífica alegoría y bellísima pintura. A Olimpia le hubieran encantado. Gracias, Mirna, por tu “semillita” para seguir Sembrando en el Viento.
    Un gran abrazo.

  • Mirna says:

    Muchas Gracias, Graciela, por recibirme tan cálidamente, en este bello sueño de Sembrar el Viento de Olimpia.
    Un enorme Beso.
    Mirna Celis.

  • mary says:

    Encantada de leer este bello sitio, gracias por permitirme entrar

Deja un comentario